Agujas y accesorios para ganchillo y punto, ¿qué utilizar y cuándo?

agujas-y-accesorios

Cuando nos iniciamos en el mundo del ganchillo o el punto nos encontramos con una gran cantidad de agujas y accesorios de todo tipo de tamaños y formas que nos ofrecen innumerables posibilidades.

Como en todo, la elección de las agujas y accesorios adecuados se basará en el trabajo que queremos realizar y es el grosor el factor determinante.

¿Qué usamos para tejer punto?

Las agujas rectas son bastante largas (entre 25 y 40 centímetros) y están diseñadas con una punta roma en un lado y un tope en el otro para impedir que los puntos de pierdan. Estas agujas son perfectas para proyectos pequeños y medianos tejidos de ida y vuelta.

Las agujas de doble punta, que se utilizan para tejer gorros, calcetines, y pequeños trabajos en redondo...se adquieren en paquetes de 5 o 6 unidades y con grosores de entre 1,5 y 12 milímetros.

Destacan por su forma las agujas circulares. Están compuestas por dos agujas de unos 14 centímetros unidas por un cable de diferentes tamaños y se usan para tejer en redondo y prendas sin costuras. Las encontraremos con un grosor de entre 2 y 20 milímetros.

Las agujas auxiliares o también llamadas de cable se utilizan para realizar puntos en espera, que más tarde retomaremos, Lo que las hace a las agujas auxiliares perfectas para tejer ochos y trenzas.
También debemos mencionar las agujas laneras, similares a las agujas de coser pero con un tamaño mayor. Se usan para incorporar varias partes de una labor rematando los hilos de esta unión.

Tipos de agujas para ganchillo:

Es importante saber que cuando utilicemos un hilo extra fino es aconsejable también el uso de agujas de ganchillo muy finas, con grosores por debajo de 1 milímetro. Con estas agujas conseguiremos desenvolvernos con mayor soltura a la hora de realizar los puntos.

Cuando aumentamos el grosor del hilo lo haremos también en las agujas de ganchillo. En un hilo muy delgado aplicaremos agujas de acero de entre 1,25 y 1,75 milímetros. Con un hilo de grosor fino es aconsejable utilizar agujas de ganchillo de aluminio o madera con un grosor comprendido entre los 2 y los 3,5 milímetros. Asimismo, las agujas de entre 4 y 6 milímetros de grosor se usan para el hilo medio y tejido con hilo doble.

Por otro lado, la lana gruesa requiere un ganchillo de entre 7 u 8 milímetros, también, en el caso trapillo se requiere un grosor grande de aguja, en este caso de entre 9 y 20 milímetros.

Aun qué no solo el grosor de la lana es un factor a tener en cuenta en el tamaño de aguja a utilizar, también debemos tener en cuenta la tensión que queremos darle a nuestro tejido y la fuerza con la que cada uno teje, o lo que es lo mismo si queremos que quede un tejido apretado o suelto.

Si tejes a ganchillo muy apretado y quieres un trabajo más suelto elije una aguja de ganchillo más gruesa y al contrario si quieres un trabajo muy tupido o tejes el ganchillo muy suelto y quieres que quede más apretado usa una aguja más fina.

No solo agujas:

No debemos olvidar que en el mercado podemos encontrar un sinfín de accesorios para ganchillo y punto que nos ayudarán a finalizar nuestra labor más rápido y con mayor éxito. Medidores de agujas, marcapuntos, protectores de puntas, enhebradores, dedales, metros de costura... son accesorios básicos a la hora de tejer ganchillo o punto, y no deben de faltar en nuestra bolsa de labores.

Las agujas y accesorios que quieres encontrar las tenemos!!!!